Medicina para la Salud

Proyecto MpS

La medicina tradicional china (MTC) es uno de los fundamentos de este proyecto. Es la urdimbre que entreteje y sustenta mi trabajo. Otras fuentes importante son el higienismo médico, la medicina deportiva, el mindfullness, el shiatsu y otros conocimientos y experiencias. Tendrán su propio post llegado el momento.

Medicina Tradicional China

La MTC aporta una visión profunda y a la vez poética de la persona y la Salud. Poco a poco, aprendiendo su lenguaje y cambiando nuestra forma de mirar a las cosas, se despliega una visión muy enriquecedora.

Los seres humanos somos seres viviendo entre el Cielo y la Tierra. Y esto, que parece obvio, es de gran importancia ya que estructura la realidad en tres niveles: celeste, humano y terrestre.

Cada uno de ellos tiene sus propias características y es nutrido por un tipo de “alimento” o energía:

– Celeste: aire.

– Humano: sentimientos.

– Terrestre: comida.

Las personas no podemos vivir sin estos tres alimentos. Podemos estar unos minutos sin respirar o unos días sin comer, pero ¿sin sentir? Sólo podemos vivir un tiempo sin sentimientos y afectos que nos nutran el corazón. Tal vez podríamos sobrevivir, meses, años, pero desde luego no sería una vida plena.

En cuanto al aire y la comida, el reino vegetal, se encarga de regalárnoslos cada día. Las plantas al ser seres autótrofos son capaces de fijar la energía del sol (celeste) y de la tierra (terrestre) para formar su propio ser. Los heterótrofos nos alimentamos de ellas tomando esta energía que supieron acumular. a MTC aporta una visión poética de la persona y la Salud. Poco a poco, aprendiendo su lenguaje y cambiando nuestra forma de mirar a las cosas, se despliega una visión muy enriquecedora.Si comemos un animal, que necesariamente a su vez se alimentó de un vegetal, estamos tomando una energía “de segunda mano”. Por otro lado las plantas son las responsables de formar el oxígeno que es la base de nuestro metabolismo. Por tanto nos aportan dos de los tres elementos que necesitamos para vivir. Habrá que cuidarlas!!!

Coherencia

Para la cultura China el Emperador es el máximo dirigente del imperio y padre de todos sus súbditos. Gobierna, no desde la imposición, sino desde el ejemplo. Si mantiene una buena Salud, su pueblo también se mantendrá sano. ¿Cómo consigue el emperador mantenerse en perfecta Salud? El emperador tiene un comportamiento acorde, coherente, entre el pensar, sentir y el hacer. O dicho de otra forma, da cumplimiento sin conflicto y de forma exacta a lo que piensa en la mente, siente en el corazón y ejecuta en sus acciones. Como dirían mis amigos: «… el Emperador manda».

La coherencia del Emperador en el pensar, sentir y hacer, se representa de forma gráfica con el kanji Wang (el emperador):

 

Los tres trazos horizontales corresponden a los 3 niveles antes mencionados: el superior al nivel celeste, el medio al humano y el inferior al terrestre. Y el trazo vertical es el elemento que los unifica, los ensambla, les da coherencia. Coherencia entre lo que pienso, siento y hago. De nada sirve tener un pensar lúcido y un sentir sincero si me comporto de forma mezquina. De poco sirve cuidar en extremo mi alimentación si no hago ejercicio o si mis relaciones personales no están cuidadas. Cuando esta armonía no está presente, estamos en el camino de la enfermedad.

Un concepto ya muy conocido en occidente es el del Yin-Yang. Surge de la observación de la Naturaleza, ya que son dos aspectos presentes en todo lo que nos rodea. Ambas cualidades, ambos extremos si se quiere, son complementarios y necesarios. No están aislados de forma estática sino en continuo flujo e intertransformación.

Si aplicamos la visión del yin-yang a los tres niveles del ser, podemos ir un poco más allá en nuestra comprensión de los factores de Salud, que en el Higienismo no pasan de ser un listado sin una estructura bien definida.

Equilibrio

En el nivel terrestre la parte yin correspondería al ayuno, que alterna con los tiempos de ingesta, que serían el aspecto yang. En realidad, en un mismo día pasamos varias veces de la ingesta al ayuno. Hay que aprender a cuidar y a fomentar ambos momentos: la alimentación saludable y el ayuno consciente.

En el nivel humano la parte yin correspondería a la quietud de la mente que se logra en estados como el mindfullness o conciencia plena. Pero también tiene lugar cuando escucho con toda mi atención a mi hij@ que me cuenta cómo le fue el día en la escuela o cuando hago tareas de la casa con devoción. El lado complementario estaría formado por las vivencia y expresión de mi parte emocional. Aquí toman importancia las actividades que me permiten expresar esta vida sentimental (danza, música, pintura, artes en general y las relaciones humanas de calidad). Desde el punto de vista médico se puede ayudar a su correcta modulación con herramientas como las Flores de Bach.

En el nivel celeste la parte yin sería el sueño nocturno, momento en el que consumimos menos aire ya que nuestra respiración se aquieta y la parte yang sería la actividad física y el ejercicio, donde el consumo de oxígeno (VO2) aumenta hasta ser máximo. Por eso es importante intentar ajustar el ciclo de sueño al ritmo circadiano. No será igual dormir 8 horas desde la 1h de la madrugada a las 9h de la mañana que desde las 22h a las 6h.

En la naturaleza se puede ver claramente un ritmo de alternancia entre los aspectos yin-yang: el día sigue a la noche, el clima frío sigue al cálido, etc. Y asumimos, sin dudar que hay orden y equilibrio. Con la Salud, que es algo a lo que el cuerpo tiende de forma natural, ocurre igual. La salud no se encuentra en un punto medio, sino en el equilibrio en la alternancia yin-yang en cada uno de los niveles. Se puede entender como un equilibrio dinámico entre ambos extremos. Donde hay movimiento, hay flujo de energía y por tanto vida, donde hay estancamiento aparece la enfermedad y la muerte.

Propósito

Por tanto, si conseguimos una coherencia en nuestro pensar, sentir y hacer y un equilibrio entre los aspectos yin y yang de cada nivel estaremos en el camino de la Salud.

En cualquier caso la Salud no es un fin en sí misma, sino un instrumento. El fin último es conseguir un cuerpo físico, emocional y mental sanos que puedan ser un digno templo receptor de un alma consciente y de un espíritu lúcido, para poder vivir la Vida con un propósito.

 

Cookie settings
Cookies are used on this website. These are needed for the operation of the website or help us to improve the website.
Allow all cookies
Save selection
Individual settings
Individual settings
This is an overview of all cookies used on the website. You have the option to make individual cookie settings. Give your consent to individual cookies or entire groups. Essential cookies cannot be disabled.
Save
Cancel
Esenciales (1)
Las cookies esenciales son necesarias para la funcionalidad básica del sitio web.
Show cookies
Estadisticas (1)
Las cookies de estadísticas rastrean al usuario y el comportamiento de navegación asociado para mejorar la experiencia del usuario.
Show cookies